Plástica Médica
Cirugía Plástica Estética
 


Cirugía reconstructiva

La cirugía reconstructiva representa a una de las dos grandes divisiones de la Cirugía Plástica, es extremadamente importante pues es la encargada de ofrecer alternativas a los pacientes que sufren de una alteración o defecto de nacimiento, a los que presentan tumoraciones de la piel, cabeza y cuello o glándula mamaria, o a los que sufren de cualquier tipo de accidente y que requieren de técnicas de reconstrucción. Sus principales objetivos son restaurar la estética y preservar la función de las estructuras y órganos comprometidos.

En las ultimas dos décadas las técnicas diagnósticas y terapéuticas han evolucionado enormemente en este campo y en la actualidad es posible transplantar tejidos como hueso, músculo, tendones o piel de un lugar a otro por medio de técnicas de microcirugía, o reimplantar partes del cuerpo como manos, dedos y extremidades con resultados sorprendentes. Las pequeñas placas y tornillos que se utilizan para reparar las fracturas de los huesos de la cara ahora son biodegradables, es decir se absorben en un plazo de tiempo después de que han cumplido su función.

La atención inicial por el especialista es esencial, ya que un tratamiento retardado o no especializado puede dejar secuelas estéticas, psicológicas y funcionales en ocasiones incapacitantes.