Plástica Médica
Cirugía Plástica Estética
 

Malformaciones congénitas (Defectos estructurales presentes en el nacimiento)

Las malformaciones congénitas se conocen desde los albores de la humanidad, es difícil estimar con exactitud su frecuencia pero se estima que es de aproximadamente el 3% de los nacidos vivos. En la mayor parte de ellas se desconoce su origen pero siempre suceden en la formación embriológica del feto. Las causas ambientales incluyen agentes físicos como las radiaciones ionizantes, agentes químicos como la ingesta de medicamentos, y agentes biológicos inherentes a la madre (edad, nutrición, equilibrio hormonal). En algunos casos el problema es genético o hereditario y es donde se deben de aplicar técnicas de prevención familiar.

Las malformaciones más frecuentes incluyen alteraciones labiopalatinas, es decir labio hendido (leporino) y paladar hendido: Su frecuencia puede variar de 1 a 1.6 casos por cada 1000 nacidos vivos. Con mayor afección del sexo masculino en relación 7 a 3 con el femenino. Los niños siempre deben de ser valorados por el pediatra en el momento del nacimiento, y consultar al cirujano plástico lo antes posible para planear la reconstrucción en cada caso. También se incluyen en el equipo de trabajo al: Odontólogo, Ortodontista, Foniatra, Psicólogo, Otorrino, Genetista y Trabajadora Social.

Las técnicas actuales de reconstrucción permiten obtener la mayor parte de las veces excelentes resultados, sin embargo la severidad del caso y el apoyo familiar serán determinantes para una rehabilitación completa. Otras malformaciones menos frecuentes incluyen deformidades o ausencia de las orejas (microtia o anotia), malformaciones de las manos y extremidades, y en casos severos fisuras o alteraciones craneales que afectan el contorno y apariencia de toda la cara.